ARTISTIC DEVELOPMENT
(1984)
Arenas de Iguña (Cantabria)
«Soñamos con viajes por el universo entero:
¿No está el universo en nosotros?
»

Novalis




ABOUT ME 
Laura López Balza
(Santander, 1984)


>>>>My artwork talks about my life experience shown through inner worlds made by nature's tales, landscapes, rural world and cotidianity. Small stories, reminded, imagined, lived, or idealized, that shown needs and fears looking for sense or nonsece. They try to show the cycle of life and death, a song of "joie de vivre".
I finally try to understand the world itself. Artwork, in my opinion, is a personal activity working as a mirror. Drawing and painting works as a tool to understand booth inside and outside world.
You wont understand tecnique and themes separatedly in my artwork. Colours are diferent to real world in order to get new emotional values witch is not opposite to serious painting.
Intuition plays an important role. It try to solve those problems it can appear.

                                               ****

>>>>Pintar. Pintar para ver. Pintar para conocer y comprender. Pintar como registro de vivencias personales. Pintar como salida, más allá de la realidad misma.


La obra es el reflejo y la huella de la vida del artista. Si éste es honesto, si se ofrece abiertamente, sus obras hablarán de si mismo y serán válidas para él y para los demás. El punto de vista que éste tiene sobre el mundo, sincero y particular, abrirá caminos para la comprensión y la búsqueda del sentido. En este objetivo, la habilidad técnica no resulta una condición necesaria, siendo preferible la libertad creativa, que permite una sencillez esencial, intuitiva, casi primitiva. No es posible mentir ni pretender porque ante la obra el artista se conoce a sí mismo y a aquello que le rodea: ésta es el resultado de la introspección, del aislamiento reflexivo y analítico necesario al oficio del pintor. 



Mi obra narra mi propia experiencia vital, plasmada a través de un mundo interno compuesto de fábulas oníricas de la naturaleza y el paisaje, del medio rural o de lo cotidiano. Historias mínimas recordadas, imaginadas, vividas o idealizadas; que reflejan anhelos, preferencias, miedos; y buscan un sentido o un sinsentido,  que en el fondo representa un ciclo –el de la vida y la muerte– y un canto a la joie de vivre. Es la búsqueda y el conocimiento del mundo, de mi realidad.  



En mis obras no se puede entender la temática desligada de la pintura misma: me interesa ella en sí, sus técnicas y procesos, la forma y el color -un color que se desvincula del referente para adquirir valor emocional, con capacidad expresiva propia-, y su apariencia, en ocasiones ingenua, no es contraria al serio compromiso con la práctica del pintar : es en ésta donde se logra, de un modo intuitivo y a través del diálogo con el propio medio, resolver los problemas que la obra plantea. Las formas se entienden, se relacionan y se componen, generando un recorrido visual a través de cada pieza, y el proceder intuitivo se convierte en forma de conocimiento.

                                                 ****

EN BREVE

>>>>Extracto de la entrevista realizada por Javier Peña con motivo de la exposición “Bestiario”, en la Galería Miscelanea de Barcelona, 2012
.

" Volver atrás. Liberarse de los procesos aprendidos por una mano que ha leído en los pintores canónicos y marginados, sabedora de la cocina del taller, para lanzarse a un juego libre y espontáneo, sin reglas, ni juicios de razón. No hay ingenuidad en este acto ingenuo que recupera para nosotros, por un tiempo, una libertad tan radical como honesta. Quizás seamos llamados a ser intérpretes de un gesto, si es que esta conversación que nos propone requiere de traductor más allá del propio sentir, emocional y directo.
Su espontaneidad no normativa resuena imbuida de ecos de primitivismo, de búsqueda del yo profundo, en un eje que enlaza el pasado de las primeras vanguardias con la aplicación plástica del descubrir del inconsciente, para recalar en lo que Jean Dubuffet definió como “arte verdadero”: aquel no vinculado a la razón o a la perfección, sino al ingenio y a la-vida-sin-disfraces; aquel que solo es accesible como tal, apartado de las ideas, de los intelectuales y de la tradición clásica occidental. Comparte ese gran ideal romántico de la obra de arte como nacida de la necesidad de expresión interior del artista, de una voz de procedencia imprecisa que requiere para su comunicación de una total y radical honestidad.
En tanto que juego –actividad inherente al desarrollo humano–, queda recordar la distinción que hiciera Donald Winnicott entre uno reglado
(game) y otro libre y espontáneo (play), considerando que como jugamos, somos. Seamos partícipes de este espacio de intercambio libre que nos plantea Laura López en el que se superponen dos áreas de juego: de un lado la obra, resultado de su actividad rápida e intuitiva sobre la superficie, del otro nuestra emoción, ante la que se confronta."

>>>>Extracto de la entrevista realizada por Tomás Paredes para la revista Tendencias del Mercado del arte nº 56, 2012.

" Expresión plástica paradójica. Figurativa, de una figuración vanguardista, expresionista, inocente, pura no naif; primitivista, no torpe. Cuenta historias, pero no es narrativa, ni retótica. De intensas cromías, es más alegre que fauvista. No lúdica, pero obedece a un equilibrio donde la inocencia y la ironía se decantan por combinar elementos naturales insólitos para propiciar un lenguaje. (...)
Hay ecos en este trabajo. ¡ Eso no es lo malo, lo preocupante sería que no los hubiera! Huellas imprecisas de Matisse, Kitaj, Nolde, arte bruto, los fauvistas y la iconología medieval, mas la autora, poco a poco, va tomando las riendas de su imaginación y va creando un mundo propio, con sus leyes y sus exigencias, donde mana la emoción y el misterio, esas cualidades sin las cuales el arte sería otra cosa. Un lenguaje determinado, "Por la libertad y el intinto. El color, la belleza, la frescura". Una presencia a la que se abrazan la ingenuidad y el sueño, la espontaneidad y la fantasía, lo surreal y lo onírico. (...) Si Laura lópez Balza se aplica en hacer aquello que precisa su instinto y su inteligencia, nos dirá muchas cosas más aún. Y con excelente tono, limpio, cristalino, pulcro, como un cuento de cristal que habla..."


>>>>Mónica Álvarez Careaga para Xtrart

" La pintura de Laura López Balza (1984) nos devuelve a un estadio de ingenua positividad y está caracterizada por una suerte de dualidad. Nos propone imágenes de paraísos y jardines donde la vegetación y los animales abundan y son felices, como en los relatos míticos, o bien escenas del placer cotidiano, de nuestro rincón favorito de casa o del lugar de las vacaciones familiares.

Con su explosiones cromáticas, estas pinturas subliman una erótica de lo sensorial, especialmente de lo visual pero también de lo palpable. Evocan lo inaprensible, lo misterioso y atávico, tanto como lo diario y simple, trayendo a los ojos del espectador recuerdos de numerosos artistas, desde Roy De Forest a Alex Katz.

López Balza es creadora de mitologías personales, donde caben lo fantasmagórico y excéntrico, la ironía y el humor. Sus personajes y sus temas nos hacen pensar en una fuerte identificación con su trabajo a nivel personal, tanto experiencial como aspiracional. La realidad y el deseo, nuevamente."

>>>>Extracto extraído de Masdearte.com

"(...)Laura entiende, por tanto, sus creaciones como camino de conocimiento, de reflexión hacia dentro y hacia fuera, y en su proceso de trabajo no caben las poses o el intento de generar determinadas apariencias, solo la honestidad.

Sus temáticas se inspiran en la propia experiencia vital de la artista, que ella traduce en escenas cotidianas, paisajes, retratos, escenas oníricas o rurales, imágenes en las que la naturaleza suele adquirir un gran protagonismo como medio para reflejar miedos y deseos. Son obras muy personales, pero también podemos dotarlas de un significado universal: en última instancia encontramos en ellas representaciones del ciclo de la vida y de la alegría (de vivir) con la que la existencia puede encararse."

>>>>Extracto de texto realizado por Ignacio Pérez -Jofre

“El trabajo de Laura López Balza (Santander, 1984) se basa en la expresión visual de vivencias e imaginaciones personales. Su plasmación plástica está definida por una gran intensidad en la interacción cromática y un cierto primitivismo en la forma. En ese sentido es una obra antiacadémica que conecta con posiciones de gran trascendencia en el arte contemporáneo, aquellas que eligen no respetar de manera rígida las leyes de la pintura ilusionista y afirman una relativa planitud del color y la forma para conseguir una mayor expresividad e interacción.”
"Su obra es enérgica, cercana, divertida, desinhibida y ácida. Muestra y contagia su entusiasmo por la infinita riqueza y variedad de los visible y lo imaginable."

>>>>Extracto de texto realizado por Eloy Arribas

"(...)Su obra trata las emociones primarias de una manera pasional y expresiva, dirigiéndose desde su percepción sensible al subconsciente del espectador, abordándole a través del disfrute de la estética, de la calidez. Sus dos principales series, Tesoros del devenir y Epopeyas, hablan sobre la relación entre las personas y el entorno que les rodea y sobre los vínculos que establecen con él, sobre el disfrute de los momentos estéticos del mundo, sobre la posibilidad de imaginar y disfrutar haciéndolo; Laura López Balza es una cuentacuentos, que sólo exige al espectador el que mantenga la mente abierta a la belleza y al disfrute. Su trabajo entronca con la tradición pictórica, dándole una interpretación contemporánea."